Diferencias entre ganadería intensiva y extensiva

Diferencias entre ganadería intensiva y extensiva

De un tiempo a esta parte, da gusto pasear por el campo, puesto que vuelven a verse animales pastando. Hubo unos años en que parecía que la vaca era un animal a extinguir, ya que en los únicos lugares que podía verse era en esas grandiosas naves llamadas granjas, un lugar un tanto extraño para ellas, cuando el prado es su hábitat natural.

Parece el mundo al revés, primero sacamos a los animales de los prados y de los montes, donde estuvieron siempre y donde tenían su modo principal de alimentación, para crear granjas donde encerrarlos y alimentarlos a base de piensos, a la vez que dejamos los campos y los montes abandonados, sin cultivar, sin limpiar, llenos de maleza y de escombros. Pero ahora empieza todo a volver a la normalidad, incluso las bolsas de plástico de antes están siendo sustituidas cada vez más por bolsas biodegradables como las que fabrica la empresa Plásticos Alhambra.

Estos dos métodos o formas distintos de criar y engordar al ganado se denominan ganadería intensiva y ganadería extensiva. Veamos en qué se distinguen.

La ganadería intensiva es una forma de criar y engordar los animales cerrados bajo unas condiciones creadas por el hombre para que su desarrollo sea lo más rápido y productivo posible. En estas condiciones el animal no se busca el alimento sino que le es aportado por el hombre. Este alimento denominado pienso está enriquecido con productos como vitaminas,  grasas y estimulantes para que su desarrollo sea mayor en la menor cantidad de tiempo posible, como la soja, que al contener mucha proteína incrementa el desarrollo de la carne, lo que hace que su alimentación sea más cara económicamente, así como los gastos en personal, pues la atención tiene que ser constante. Además los gastos veterinarios son mayores, pues al desarrollarse en unas altas condiciones de humedad, las enfermedades como mastitis, la de las pezuñas e infertilidad son muy frecuentes. Esto unido a las condiciones en que viven, tales como que apenas se mueven, falta de aire fresco, alimento natural, les ocasiona un gran estrés y una salud bastante débil. Como ventajas tiene este tipo de ganadería tiene la eficiencia económica, pues con la misma inversión en número de animales tiene un mayor desarrollo en el menor tiempo posible, que su producción es homogénea pues saca al mercado animales de similar peso, y se puede adaptar a la demanda de consumo del mercado.  Las desventajas es que el coste de las instalaciones es muy elevado, así como los gastos en electricidad, consumo de agua, personal, productos farmacéuticos, y alimentación. Además es altamente contaminante por los deshechos que produce.

La ganadería extensiva es la tradicional, la que se practicó desde tiempos remotos en grandes extensiones de terreno cercadas o valladas donde los animales puedan pastar libremente buscándose su propio alimento, con lo que los gastos de alimentación y de personal para atenderlos y de consumo de energía son inferiores que en la intensiva. Se eligen normalmente para este tipo de producción razas autóctonas. Los animales crecen más sanos necesitan menos atenciones veterinarias, no desarrollan generalmente enfermedades propias de la ganadería intensiva como puede ser la enfermedad de la pezuña en las vacas puesto que habitan en unas condiciones naturales de vida, es un tipo de ganadería más ecológica y de mayor calidad, algo que actualmente se está valorando mucho por los consumidores cada vez más preocupados por la salud y los productos alimenticios. Este tipo de producción ayuda a cuidar el medio ambiente, y ayuda a prevenir los incendios forestales. Como desventaja se podría citar que el ganado al hacer mayor ejercicio en busca de su pasto no es tan productivo pues se necesita una mayor cantidad de tiempo para su desarrollo, ni tan eficiente económicamente hablando, del mismo modo que su producción no es homogénea.

shutterstock_428697910reducida

Ganadería ecológica

Los hábitos de vida están cambiando, el consumidor se preocupa cada vez más por su salud, por su alimentación, por la composición de esta y por su tratamiento, por lo que actualmente cada vez están adquiriendo más auge los productos ecológicos y dentro de ellos la ganadería ecológica, que tiene como finalidad producir alimentos de origen animal sin utilizar productos químicos. Para poder situar en el mercado estos alimentos bajo la denominación ecológica estos deben someterse a una serie de requisitos y pasar unos controles de calidad establecidos por las autoridades competentes.