Vida rural

Innovación en el mundo rural

Cuando se habla de logística, esa palabra que todavía algunos no saben ni lo que es, siempre se nos viene a la cabeza, una gran factoría con muchos empleados a las fueras de una ciudad en un polígono. Sin embargo, no hay que olvidar que también las zonas rurales necesitan su logística, lugares alejados de los principales centros de distribución y con demandas de mercancía que tienen que ser atendidas con la misma eficacia que en el interior de las ciudades.

Cuando firmamos con una empresa del mundo rural, es decir, normalmente de las economías de escala, es cada vez más complicado de aplicar ya que el tamaño de los pedidos tiende a disminuir. Por ejemplo, es muy raro y poco habitual, que una sola empresa fuera el destinatario de la carga de un camión entero, como sí puede pasar en el mundo urbano. Lo mismo pasa en sentido inverso, considerando el punto de vista de un pequeño agricultor, donde es complicado completar la carga de un camión completo con sus productos y destino las grandes urbes.

De ahí que uno de los aspectos más importantes es el transporte de mercancías de las zonas rurales es especialmente importante para las empresas de transporte y logística. Es ahí donde empresas como Stock Alpha también tienen su nicho de mercado y lo saben aprovechar, ya que ofrece un potencial de mejoras significativas. En primer lugar y como es lógico, por la optimización de los procesos, pero también por la selección de las rutas óptimas y servicios donde se optimice la carga completa del vehículo y se disminuya el consumo de combustible. Es decir, llegar cuanto antes y con el menos coste posible.

También aparece a escena, la logística de la recogida de residuos. Estos tienen que ser enviados desde los puntos de recogida dispersos a un punto central, que está en la mayoría de los casos en la periferia de una zona urbana. Las distancias en estos casos son más largas y las concesionarias de recogida de residuos trata de optimizar sus rutas pero es necesaria una planificación minuciosa proporcionando una planificación geográfica y oportunamente segmentada de recogida de residuos. Muchas empresas se encargan de gestionarlo.

shutterstock_444050968reducida

Proyectos en marcha

Para intentar paliar estos problemas se creó el proyecto Go Rural, que se centra en los usuarios finales, buscando nuevos modelos de negocio entre ellos, por ejemplo, ganaderos, artesanos, empresas familiares, o los destinatarios finales en entornos rurales. El proyecto también tendrá en cuenta cómo hacer frente a la cada vez mayor venta por internet y sus consecuencias. Es decir, utiliza las nuevas tecnologías para generar nuevos modelos de negocio entre los fabricantes y clientes ubicados en el entorno rural, facilitando la comunicación entre ellos e identificando la gestión de recogida, transporte y distribución de la mercancía entre los agentes de la cadena logística.

Se han realizado encuestas de opinión entre los productores y se está abordando el desarrollo de tecnologías para acercarlos a los consumidores finales. Se han definido los primeros modelos de negocio y definiciones de demostradores de pilotos en zonas rurales. Esperemos que con estas medidas, muchas empresas rurales comprueben la importancia de la logística para crecer.