De la ciudad al campo

De la ciudad al campo

Tras un par de años buscando la casa de campo perfecta sin éxito, mi pareja y yo, decidimos construirnos una casa, diseñada en función de nuestros gustos y necesidades, una casa pequeñita con terreno, práctica y confortable, una casa pensada para ahorrar energía y reducir emisiones, la casa de nuestros sueños, en definitiva.

Mi compañero y yo somos dos personas tranquilas, caseras y tenemos trabajos poco convencionales. Él es un escultor de éxito y yo soy actriz de teatro, y por cierto, trabajo con una de las mejores compañías del momento. El caso es que la vida en la ciudad nos agobiaba, el ruido, la gente, el tráfico… y por otro lado, nuestra profesión no nos exigía residir en plena urbe.

Vivíamos desde hace 5 años en un bonito apartamento en el centro, cómodo y amplio, pero con un bebé en camino, necesitábamos una casa con más servicio, ya que nuestro amplio apartamento no disponía más que de un dormitorio con baño, y un enorme salón-cocina. Para nosotros estaba bien, pero el niño necesitaría su propia habitación, su propio espacio.

En un principio pensamos en reformar el apartamento y construir un cuarto nuevo para el bebé, con el espacio disponible no habría ningún problema. Pero cambiamos de idea, decidimos vender y trasladarnos al campo.

Este cambio de rumbo en nuestras vidas vino motivado por el reciente reparto de la herencia del tío abuelo de mi pareja, que le dejó una pequeña cantidad de dinero, pero suficiente para permitirnos la compra de una parcelita y ayudarnos con las obras, ya que no teníamos grandes pretensiones, queríamos una casa bonita, funcional y no muy grande.

Así que le encargamos el trabajo a ABN construcción, una empresa especialista en construcción y reformas, que cuenta con los mejores profesionales del sector, selecciona los mejores materiales y se ajusta al máximo al plazo establecido. Realmente hemos tenido mucha suerte con esta empresa, que ofrece a sus clientes un alto grado de calidad. Su buen hacer les ha permitido realizar con éxito todas sus grandes obras de rehabilitación y construcción de viviendas, desde que comenzaron su andadura hace casi 10 años, siendo desde entonces una empresa en constante crecimiento.

La casa de campo perfecta, bonita y funcional

Una de las cosas que no admitía negociación era el tema de la distribución. Yo deseaba una amplia cocina abierta y comunicada con un amplio salón-comedor, en el que poder realizar fiestas y reuniones familiares o poder relajarse leyendo un libro en un cómodo sofá.

Amplias y luminosas puertas correderas conducen al exterior, al precioso jardín con piscina, hamaca, una práctica mesita-bar con bebidas y una zona para la barbacoa. También hemos puesto mobiliario que se ilumina, sillones inflables y una pequeña cama elástica.

En la parte de arriba están los dormitorios, tres, y un saloncito con una tele, ordenador y equipo musical.

Disponemos de dos baños completos en piso de arriba, un aseo en la planta principal, y otro baño en la planta baja, perfectamente equipado con todo lo necesario.Una de las cosas que más me gusta de los dos cuartos de baño, es que el urinario está separado del resto, siempre había querido algo así, es estupendo.

Quería que el moderna, lo había visto en la tele y me fascinaba la idea, super práctica y original.

Pensamos que sería buena idea contar con una zona de invitados en la parte baja de la casa, junto al garaje, pero perfectamente separada y aislada de éste. Esta parte de la casa cuenta con una habitación doble, un cuarto de baño y una salita, con todo lo necesario para pasar largas estancias, de ser necesario.

También nos han construido un pequeño taller justo al lado de la casa, en el que mi pareja pueda trabajar cómodamente.

Mi nueva casa me encanta y todo ha sido gracias a estos profesionales de ABN, sin su ayuda, no lo habríamos conseguido. De hecho contaremos de nuevo con sus servicios, si en un futuro necesitamos realizar reformas en casa.

Mi vida es completamente diferente ahora, tranquila, relajada y apacible, rodeada de naturaleza y alejada de la aturdidora y asfixiante ciudad.