La naturaleza da belleza: cosméticos ecológicos

La naturaleza da belleza: cosméticos ecológicos

La cosmética natural  gana terreno conforme pasan los años. Y es que la belleza es algo que todos anhelamos y deseamos, pero no a cualquier precio.  El creciente interés en el medioambiente y en el compromiso por cuidarlo, unido al aprovechamiento natural de lo que ofrece la propia naturaleza conlleva que muchas personas estén interesadas en hacerse con  maquillajes, aceites, geles o artículos de higiene elaborados de forma natural y sin haber sido testados en animales.

De esta manera, para el mundo de la belleza la cosmética ecológica ofrece productos de cuidados faciales, capilares y corporales; antiedad y tratamientos específicos para piernas, pies, manos, uñas; y también depilación. A través de aceites, arcillas, jabones, perfumes… todo tipo de personas, independientemente de su sexo y edad puede disfrutar de la cosmética de forma natural, tranquila y sencilla, simplemente aplicando lo que la tierra ofrece.

Además hay otros motivos por los que cada vez más personas se decantan por cosmética ecológica: por temas de salud. La industria cosmética y farmacológica, en su afán de conseguir excelentes resultados, han introducido sustancias que resultan presuntamente perjudiciales para el ser humano. El ejemplo más sonado son los parabenos, que funcionan como conservantes y están presentes en productos de higiene tan cotidianos como las cremas o los desodorantes. En 2004 estudios científicos revelaron que había una relación entre los parabenos y el cáncer de mama. Aunque las grandes firmas se apresuraron a defender la seguridad sobre sus productos y esta sustancia, y otros estudios indicaron que era “inverosímil” que los parabenos produjeran cáncer de pecho, lo cierto es que hoy día existe desconfianza hacia los productos que tienen en su elaboración esta sustancia y por ello los cosméticos sin parabenos como los de Doctor Nona son muy buscados, pues sustituyen como conservantes a los parabenos por la vitamina C.

Por estas y otras razones como la eficacia de sus resultados, ahora es más fácil que nunca encontrar tiendas y productos de cosmética ecológica y cremas sin parabenos. Y por supuesto Internet, el gran protagonista de este siglo XXI, también se une al carro, siendo posible la compra de cosmética natural online. Como toda compra por Internet, ésta tiene sus ventajas, como la rapidez, la comodidad, precios más bajos (ya que se eliminan un parte de los intermediarios) o poder adquirir productos que por lo general son difíciles de encontrar.

La cosmética del Mar Muerto es un ejemplo de ello. Aunque ahora predominan stands, marcas especializadas y las grandes firmas se han interesado por ella, lo cierto es que estos productos se están haciendo cada vez más frecuentes debido a sus ventajas para la belleza.

¿Por qué del Mar Muerto? Desde épocas remotas el Mar Muerto es conocido como un accidente geográfico muy especial. Sus principales características que lo diferencian de otros mares muy conocidos  como el Mediterráneo o el mar del Norte están pocos relacionados con la pesca o los recursos alimenticios o navales, y sí muy relacionado  con la salud y la belleza: a 400 metros por debajo del nivel del mar, y con una concentración de sales y minerales (algunas de ellas irrepetibles en otras zonas acuáticas del mundo), el mar Muerto es una fuente única para la recopilación de sustancias orientadas a un consumo estético. No en vano acumula un 33% de concentración de sales en comparación con el 3% del mar mediterráneo. Tal es la concentración de sales del Mar Muerto, que se le han probado efectos beneficiosos para la piel y la circulación. Por eso muchas personas acuden hasta Jordania, donde se encuentra el mar, para tratarse problemas como psoriasis, artritis, dermatitis, eczema, acné u otros problemas de circulación o articulaciones. Y por supuesto, como las leyes físicas indican, nadie puede hundirse en el mar Muerto.

Como no todos pueden permitirse un viaje a Jordania, los cosméticos del mar Muerto suplen la visita a la zona y el correspondiente baño, ya que están elaborados de manera natural con minerales extraídos del mar, como el magnesio, que procura efecto antienvejecimiento o el calcio que fortalece las células y alivia dolores. Por ello los productos del mar Muerto cuentan  con propiedades únicas destinadas a la cosmética, que ayudan a la regeneración de las células de la piel, provocando efecto antiarrugas, hidratación, suavidad… además también funciona como efecto antiinflamatorio y cicatrizante. Además muchas cremas del mar Muerto se alían con otras sustancias naturales como la miel o el aloe, convirtiéndose así en potentes cosméticos faciales o corporales realizados de forma ecológica con materias primas totalmente naturales.

A través de cremas, jabones, barro o sales del mar Muerto, queda abierta una nueva puerta a la cosmética ecológica, algo totalmente aprovechable  que no puede pasar desapercibido para los amantes de los productos de belleza que no contaminan y no dañan el medio ambiente.  Y por suerte, estos productos de cosmética natural tampoco dañan demasiado el bolsillo, algo agradecido en estos tiempos, ya que los precios de este tipo de productos no resultan excesivamente caros.

En definitiva, una buena forma de prevenir en salud y de cuidado del medio ambiente se encuentra en la cosmética ecológica o en una de sus ramas más concretas y potentes, como son los productos del mar Muerto.

Deja un comentario