Prevención de incendios

zacks house 056

Uno de los mayores miedos de los agricultores es el fuego. El fuego y el agua pueden devastar toda una cosecha, por muy contrarios que sean, y lo mejor es prevenir contra ellos. Con respecto al agua poco podemos hacer pero con respecto al fuego podemos proteger graneros, naves industriales, almacenes de producto, etc. con paneles de lana de roca volcánica, con morteros de perlita y vermiculita y demás gracias a empresas como Terpolar especialistas en aislamiento térmico, protección contra el fuego y revestimientos de pladur entre otros de sus servicios.

Y es que los incendios en los campos y bosques españoles no sólo deforestan nuestra naturaleza sino que pueden destrozar la vida de muchas familias que se dedican a la agricultura. En ocasiones estos incendios son fallos humanos que se dan a raíz de un intento controlado de quema de rastrojos.

La quema de rastrojos no es otra cosa que el acondicionamiento de terreno que se realiza previamente antes de poder cultivar esa tierra. Hay muchos métodos de hacerlo y uno de ellos es la quema de rastrojos.

Muchas veces, un campo de cultivo abandonado puede ser el detonante del incendio, el grueso, la materia prima con la que hacen su fiesta las llamas y luego este incendio es el que puede destrozar el cultivo de otras zonas colindantes. Actualmente a los niños de secundaria se les ofrece una serie de informaciones para prevenir incendios a través de los recursos tic de educación, pero sólo cuando esa generación sea adulta comprobaremos su han dado resultado nuestros consejos y nuestra campaña de prevención.

Al final, quien paga los platos rotos, es siempre el trabajador y por eso, antes de que venga el daño, es mejor prevenirlo e intentar que si llega, haga los mínimos destrozos posibles.

De todas maneras no podemos olvidar que, aunque tanto el gobierno como la sociedad adopten las medidas necesarias para prevenir incendios evitables siempre ocurrirán desgracias naturales, y no tan naturales, que no serán tan evitables y por eso necesitamos empresas que nos ayuden a contener el problema y seguros que nos ayuden a levantarnos si no hemos podido parar la catástrofe. El problema viene cuando esos seguros no responden como deberían pero eso ya es un tema para otro post, o para siete más, da igual, porque todos conocemos el funcionamiento de las aseguradoras y sean mejores o peores, al final, lo que prima, es quedarse la máxima cantidad de dinero dentro de los bolsillos, sean cuales sean las consecuencias de esto.

Deja un comentario