Resolvemos la eterna duda de si es legal instalar paneles solares

Resolvemos la eterna duda de si es legal instalar paneles solares

El mundo rural es una atracción para muchas personas que en verano cogen vacaciones, aunque la realidad es que quien vive en el campo, sabe que pocas vacaciones se pueden coger si tienes que cuidar de la casa, los animales y las demás tareas que se derivan de tener una casa en plena naturaleza.

El calor lleva a los montes a muchos domingueros con ganas de desentenderse del estrés y de los líos de la gran ciudad. Pero lo que ellos no saben que en el campo no todo es paz y tranquilidad, existen muchos problemas que hay que afrontar y que de no hacerlo pueden generar problemas.

Vivir en el campo también supone hacer concesiones, como es el caso del Internet, que no llega a todos sitios. Existen soluciones, como el Internet rural o el Internet por satélite, pero los precios de estos, sobretodo del internet por satélite, son bastante altos y no todo el mundo puede asumirlos.

Esto puede dar la sensación de incomunicación, pero tenemos que ver que esto es a la vez un pro y un contra. Estar incomunicado supone que no tienes tantos problemas con la gente cercana, ya que existe un espacio en el que puedes quitarle importancia a los problemas, esto pasa bastante con los problemas familiares.

Aunque hay algunos problemas que no tienen fácil solución, y aquí la comunicación si que juega en contra, ya supone que no tenemos facilidades para solucionar con celeridad situaciones que pueden solucionarse con una llamada o un correo electrónico. Aunque tampoco hay que exagerar, ya que no todos los lugares están aislados del mundo, esto ahora es algo raro y difícil de encontrar debido a la implementación masiva de las redes.

Uno de los problemas que las personas que viven en el campo han tenido que soportar es el de llevar la electricidad a las casas. Esto no es algo fácil cuando hay que recorrer grandes distancias, y esto era muy fácil de solucionar hace años implementando placas solares y baterías, pero parece que el Gobierno no pareció agradarle esto.

A principios de esta década, ya con el gobierno popular, se crearon unas leyes que penalizaban a las personas que tenían placas solares, así como baterías. Antes podías tener tu placa solar para consumo propio y devolver a la red el exceso de la energía sobrante, pero ahora esto es realmente complicado.

Muchas personas que viven en el campo se han planteado si tienen que quitar o no las placas solares, y para solucionar esta duda venimos a mostrar  cuál es la situación que el gobierno prevé para los casos de consumo propio de las viviendas.

Qué podemos hacer para poner placas solares

El precio de los paneles solares ha caído en picado y actualmente ya son asequibles para su instalación en un tejado particular. A partir de 400 euros, menos que una nevera, se puede comprar un kit (panel+inversor) que nos permitiría ahorrar unos 50 euros al año. Amortizado en 8 años, sin necesidad de subvenciones, y con una vida estimada de 25 años. El problema es que la energía solar no se genera a la hora que más la necesita un particular, y el almacenaje en baterías encarece mucho la instalación y complica el mantenimiento.

Los países civilizados han resuelto esto hace años con una ley de balance neto: si cuando le da el sol a mi placa estoy en el curro, inyecto la energía excedente a la red y mi compañía me la descuenta de la que gastaré por la noche, pagando un pequeño peaje por usar la red pública como almacenaje. La compañía vende mi energía al vecino jubilado, o al bar de debajo de casa, ahorrándose una fortuna en pérdidas ya que dichos kWh sólo viajarán unas decenas de metros.

Pero esto les supone a nuestras eléctricas una pérdida de ingresos considerable, ya que usaremos menos sus centrales de carbón, gas y nucleares. Y por eso nuestros gobernantes, preocupados por los negocios de sus futuros patronos, acaban de aprobar una ley de autoconsumo solar con la que llevaban dos años amenazándonos, en la que introduce medidas muy cuestionables, entre ellas: pagar por la energía generada y consumida instantáneamente en tu hogar o pagar un fijo mensual según la potencia de tus placas

Estas placas solares se tienen que instalar por empresas especializadas, que además asesorarán para resolver todas las dudas posibles. Efieman Servicios Energéticos es una empresa de servicios energéticos en Albacete con personal con larga experiencia en el sector de energías renovables, instalaciones eléctricas de baja tensión y todo tipo alumbrados, sobre todo en iluminación pública Led, con capital 100% español y con vocación de servicio al tejido empresarial y a las Administraciones Públicas.