Por rutas y senderos vestidos de negro…

Por rutas y senderos vestidos de negro…

Tengo una pasión en la vida que ocupa casi por completo todo mi tiempo libre, y esa pasión es el senderismo. Me encanta andar por rutas y senderos durante horas y horas para descubrir paisajes que al no ser caminando no hubiera podido admirar nunca. Andando en plena naturaleza descubres tesoros inimaginables que te aportan una paz y una serenidad que no hubiera sido posible alcanzar de otra forma. Así fue, durante un fin de semana por las rutas de Guadalajara, cómo descubrí la maravillosa y denominada “Arquitectura Negra a través de los pueblos que recorren un valle en el que sus típicos y pintorescos pueblos con sus casas de pizarra se funden con el entorno.

Unos pueblecitos donde el tiempo parece haberse detenido y que llaman la atención por la omnipresencia de la pizarra negra en toda su arquitectura. ¡Quedé literalmente prendado por tanta belleza! A tal punto, que decidí que al volver a Madrid buscaría yo también cubrir con pizarra la casa de campo que teníamos mi esposa y yo en la sierra madrileña. Me estuve informando e indagando por Internet y llegué a la conclusión que la empresa que mejor se adecuaba a mis necesidades era Ardoises d’Espagne (Pizarras y Derivados SL), una firma de origen francés (este detalle me llamó la atención porque mi esposa es francesa), que llevaba más de tres generaciones seleccionando y comercializando pizarra española  de la mejor calidad. Una empresa cuya experiencia y profesionalidad en este sector era indiscutible. Además, no sólo eran conocidos en la península sino también en el extranjero puesto que exportaban a más de veinte países diferentes, gracias a un sistema de transporte ágil y eficaz. Que fuera una empresa familiar y que llevara tanto tiempo dedicándose a ello, me gustó y acabó por convencerme. De hecho, ya tengo encargada la pizarra y en breve empezaremos con la obra.

Unos pueblos pintorescos en los que la protagonista es la pizarra

Hacer senderismo es una actividad muy sana y excepcional. Además, puedes hacerla tanto en solitario como en grupo. Yo en la mayoría de los casos salgo a andar con un grupo de amigos y de hecho estamos federados. Pues bien… Hace unas semanas hicimos la ruta por los pueblos negros de Guadalajara, una ruta que en verdad está a apenas hora y media de manejo de la capital, y me enamoré por completo de aquellos bellísimos paisajes y de aquellos pueblos pintorescos espectaculares en los que la protagonista es la pizarra negra. De hecho, la arquitectura popular de esta zona se denomina arquitectura negra por la utilización de pizarra y materiales de color oscuro que se han empleado en la construcción de sus casas y edificios. En medio de un paisaje húmedo y verde, de repente te topas con Campillo de Ranas, un pueblo de apenas unas sesenta almas, dado lo abrupto del terreno y la escasez de caminos para llegar hasta ese lugar encantado, una aldea aislada donde el tiempo parece haberse inmovilizado. Y luego de ello, van apareciendo y sucediéndose distintos pueblos en los que las calles, paredes, techos, pavimentos, etc., están por completo cubiertos de pizarra para el asombro de quien los ve por primera vez.

Por si os interesa saberlo, existen diversas rutas. La primera ruta, por ejemplo, te lleva por Campillejo, El Espinar y Campillo de Ranas hasta en Majaelrayo, al pie del Ocejón. Cabe especificar que pasando por Robleluengo, se pueden admirar los edificios de pizarra más conservados de la ruta. En cuanto a la segunda ruta, ésta empieza con Almiruete, Palancares, Valverde de los Arroyos y Umbralejo y conduce hasta Galve de Sorbe. Las vistas de la sierra son aquí particularmente dignas de admiración. Si os gusta el senderismo y los paisajes con encanto, os recomiendo estas distintas rutas por los pueblos negros de Guadalajara. ¡Repetiréis seguro! ¡Cuánta sabiduría tenían nuestros antepasados! Tenían un arte increíble utilizando la pizarra y eso sin haber estudiado. No por nada, en la actualidad, la pizarra sigue siendo el material natural preferido por los arquitectos, diseñadores y constructores. Pues no sólo estéticamente hablando es uno de los materiales más bonito y elegante que exista, con sus sutiles variaciones de tonalidades y texturas, sino que es asimismo uno de los más resistentes e impermeables. Con su estructura natural y sus características versátiles, la pizarra es y seguirá siendo durante generaciones una preferencia natural para muchas personas. Por mi parte, ya lo he elegido al dirigirme a la empresa familiar online Ardoises d’Espagne (Pizarras y Derivados SL). Estoy seguro que mi casita en un pueblo de la sierra madrileña quedará igual de bella que aquellas casas que vi durante mi marcha por la ruta de los pueblos negros de Guadalajara.