¿Tú eres de playa o de montaña?

¿Tú eres de playa o de montaña?

Playa o montaña, la eterna duda cuando llegan las vacaciones de verano. Pues yo lo tengo muy claro, a mí me gusta la playa, el sol, el chiringuito, la cervecita y las terracitas nocturnas, con sus mojitos y sus margaritas.

Pero Alex es más de montaña. Sí, a él le gusta la escalada, el ciclismo, el senderismo y todos esos deportes, que a mí tan poquito me apetecen hacer. No lo verás más feliz que practicando rafting o disfrutando de una velada al calor de la hoguera.

Así que cada año nos vamos 15 días a la playa y 15 días a la montaña. Y se acabó la discusión. Cada uno puede disfrutar de lo que más le apetece y compartir los momentos felices del otro. Y en el fondo, yo lo paso bien, y aún que no soy ninguna crack en los deportes de montaña, al menos lo intento, y la verdad es que me divierto mucho.

El año pasado compramos un Kayak y eso sí que me gustó un montón, y además lo podemos usar tanto en el río como en el mar. Es una auténtica gozada.

Este verano pasaremos unos días en el Cortijo el Sapillo, en Nerpio, Albacete. Un auténtico paraíso rural que ofrece la posibilidad de practicar los más variados deportes de montaña y otras actividades interesantes, además de poder disfrutar de un auténtico paraje natural de ensueño con  multitud de especies vegetales diferentes, y con una biodiversidad sin igual. Es una casa aislada y rodeada de montes, pequeños valles, llanuras, pinos, nogales, etc… que invita a pasear y observar los animales. Tiene unas rutas alucinantes y cuenta con un montón de restos fósiles marinos de enorme valor paleontológico.

En España nos gusta la montaña

Parece que a los españoles y españolas nos gusta mucho la montaña, así como la práctica de los deportes asociados a ella. Y es que tanta playa, tanta playa, a vece cansa, y eso que a mí me encanta, pero tengo que reconocer que unos diítas en el campo me sientan de maravilla.

En el campo se respira aire pura, invita a la calma y a la vida saludable, es interesante, se aprende mucho, y también es muy divertido.

La playa, por el contrario, invita más al exceso, a las grandes cenas y la ingesta irresponsable de grandes dosis de cerveza. Y sí, es cierto que esta es precisamente mi idea de diversión, pero después siempre viene bien limpiarse y purificarse en pleno campo.

En las casitas rurales tipo Cortijo El Sapillo, se suelen hacer grandes amistades, y muchas durarán toda la vida, y en muchas ocasiones, nos volvemos a encontrar con huéspedes que se alojaron en ella en otras temporadas.

Otro lugar mágico en pleno corazón de Albacete es Alcalá de Júcar, uno de los pueblos más bonitos de toda España, y que se extiende a lo largo de la ladera de un cañón. Sus callejuelas estrechas invitan a recorrerlas tranquilamente y observar con detalle cada rincón de este espectacular pueblo enclavado en una roca.