El turismo rural es una buena excusa para practicar deporte al aire libre
26 agosto, 2020

El turismo rural es una buena excusa para practicar deporte al aire libre

Ahora que llevamos casi tres meses encerrados en nuestras casas por culpa del coronavirus va siendo hora de que salgamos a la calle y, en la medida de lo posible y cumpliendo siempre con las normas y recomendaciones impuestas por sanidad, tratemos de recuperar el tiempo perdido. Y es que durante estos tres meses que hemos estado en nuestras viviendas protegiéndonos de un nuevo virus que nos ha amenazado a todo el planeta por igual hemos dejado de hacer muchas de las cosas que nos hubiese gustado y que ahora tanto echamos de menos, aunque por aquel entonces nos pareciesen rutinarias. Desde quedar con nuestra pareja o amigos a ir a ver a nuestros padres o abuelos, pasando por hacer la compra tranquilamente en el súper o ir al cine, entre otros. Han sido tres meses muy complicados en los que, en muchos casos, ni siquiera las medidas de desescalada nos han ayudado a volver a la normalidad, por lo que ahora más que nunca necesitamos desconectar de nuestro día a día y del estrés que hemos vivido durante todo este tiempo y relajarnos. Es por ello por lo que a lo largo de las próximas líneas os mostraremos algunas de las mejores ideas para volver a la normalidad y desintoxicarse de estos días pasados que tanto sufrimiento nos han supuesto.
¿Qué haría el pastor de ovejas sin su perro?
22 octubre, 2019

¿Qué haría el pastor de ovejas sin su perro?

La figura del pastor cuidando de su rebaño de ovejas es muy importante, dado que se trata de un oficio ancestral cuyos orígenes se remontan decenas de años atrás y que se transmite de generación en generación, de padres a hijos. A los que nunca nos hemos visto en ese trance nos transmite mucha paz y tranquilidad por la labor y el idílico entorno en que se desarrolla, el hecho de estar en mitad de la naturaleza hace que aquí vivan sin ningún tipo de estrés. Cuando nos referimos al pastor, automáticamente nuestra mente se va al pastor de ovejas, descartando en principio cualquier otro tipo de personas o animales.