Beneficios de la miel ecológica

shutterstock_764193367(FILEminimizer)

En este artículo vamos a conocer algunas de las ventanas para nuestra salud con las que cuenta la miel ecológica.

¿Qué es la miel de tipo ecológico y en qué se diferencia de la que no es?

Lo primero de todo es que, como nos dicen los profesionales de bonamel.com,  la miel ecológica se recolecta lo mismo por las abejas mielíferas. Empieza como néctar de flores que se recolecta por las abejas y podemos calcular que para que se produzca 1 kilo de miel orgánica, las abejas deben ir recolectando 1 millones de veces el néctar de una flor.

Para la miel bio el radio pasa a recudirse a 3 km, de tal forma que no se debe usar ninguna clase de químico sobre las flores o se utiliza vegetación de carácter silvestre. Así es como se va a mantener más pura.

Las colmenas tienen que estar lejos de los núcleos urbanos, fábricas o demás agentes externos que puedan ser contaminados de manera cruzada con los químicos de la miel.

Las colmenas se deben fabricar de manera especial, usándose materiales naturales como puede ser la madera o el corcho y que no se deben pintar con ninguna clase de pintura que cuente con químicos.

Los protocolos son bastante estrictos, pero así nos podemos asegurar de que va a estar libre de contaminantes. Pensemos que tanto el tratamiento como la prevención de las enfermedades será con componentes totalmente orgánicos.

Si nos centramos en el resultado final, qué se diferencia entre la miel de carácter ecológico y la que no lo es. La ecológica sabe mejor, con más intensidad. Acostumbra a tener mayor espesor, lo que refleja que es más pura.

Si vamos a las propiedades, en el caso de que la miel sea cruda va a conservar las propiedades bastante mejor que si fue pasteurizada. Se distingue la sostenibilidad, algo de lo que se hablará después.

¿Cómo sabemos si es realmente miel de tipo ecológico?

Pensemos que la apicultura de carácter ecológico está de moda y se puede tener acceso a ellas, por lo que es habitual que como se puede encontrar en las tiendas, se pueda terminar confundiendo en los términos.

Los consumidores deben tener claro que la miel pura es la que carece de aditivos. La cruda no se pasteuriza, lo que hace que conserve el polen y demás restos por parte de las abejas. Por último, la ecológica es pura, pero que se ha producido en las colmenas sin que haya productos de origen químico y demás.

Si queremos que una miel sea completamente ecológica, tendrá que contar con certificado, si es hecha en territorio español, deberá seguir las normas de la U.E. Esto lo hacen una serie de entidades como la CAAE como sucede en la miel orgánica de Sierras Andaluzas.

Hablamos de entidades que son independientes y realizan controles que lo que hacen es garantizar la calidad del producto. Está claro que las certificaciones y una producción más baja de cada colmena tiene una serie de sobrecostes que hace que suba el precio de la miel, por lo que nuestra recomendación es que desconfíes de la miel que tenga precios muy bajos.

Buena parte de las certificadoras cuentan con un código QR en la certificación de tal forma que sea posible la comprobación de que son auténticas. Pese a que sea raro, es posible encontrar mieles orgánicas que procederán de otra clase de países.

La sostenibilidad y su importancia

Lo más recomendable es no pensar solo en la certificación, pues las bonanzas de la miel ecológicas no solo quedan en la producción. Debemos pensar en si tiene sostenibilidad en cuenta a los términos sociales, económicos o para el medioambiente.

En bastantes supermercados vamos a encontrar miel ecológica que habrá recorrido miles de km hasta que lleguemos al estante. Se debe comprar la miel siempre que se pueda de forma directa al apicultor, pues se producen menos emisiones de CO2 a la atmósfera. Como se compra de forma directa, además el impacto a nivel económico va a recaer en la zona de donde es la miel, lo que es altamente positivo.

¿Dónde se puede comprar este tipo de miel ecológica de forma segura?

Ya has podido ver que es bastante importante que la miel se encuentre certificada por una entidad que se dedique a ello. Las regiones tienen este tipo de mieles casi en la práctica totalidad.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y así tanto tú como los que más quieres os podáis beneficiar de la riqueza de la miel. Un auténtico tesoro de la naturaleza.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest