¿Sabes cuál es la calefacción más ecológica?

¿Sabes cuál es la calefacción más ecológica?

Las calderas de biomasa y pallets son las más ecológicas que existen actualmente, ya que emplea como combustible elementos naturales como los pallets, los huesos de aceituna, residuos forestales, cáscaras de frutos secos, etc… De hecho, grandes empresas como Frutos Secos del Carmen, a quienes agradecemos este gesto por el planeta, se encargan personalmente de hacer llegar las pieles de los frutos secos que venden pelados a empresas de reciclaje especializado.

Este tipo de calderas puede utilizarse en radiadores, en aire, en suelo radiante para producir calefacción durante los meses de invierno, de manera sencilla, económica y sobre todo, ecológica y totalmente segura.

Su funcionamiento es sencillo y no muy diferente al de cualquier otro sistema de calefacción. Estas calderas ecológicas queman el pellet, hueso, astillas o lo que sea que se esté usando, lo que provoca una llama que entra en la caldera y transmite el calor al circuito de agua en el intercambiador incorporado en la caldera, con lo que se obtiene agua caliente para el sistema de calefacción. Además, permite almacenar el calor mediante un acumulador.

Las calderas de pellets, se alimentan de combustibles específicamente diseñados para ellas  Son las más comunes en las viviendas, para potencias medias y para generar calefacción y agua caliente mediante acumulador. Un detalle importante es que las calderas de biomasa sueltan un poco de ceniza, que cae en una especie de recogedor, que habrá de vaciarse de manera periódica.

¿Dónde puedo comprar pellets?

A día de hoy puedes comprar pellets en miles de establecimientos físicos y online pero, tal vez, las empresas más reconocidas sean las grande superficies como Brico Depot, Leroy Merlín o similares. Estas empresas suelen tener dilatada experiencia en el sector agroforestal y con un equipo humano de profesionales y técnicos altamente cualificados. También tienen  una plataforma Online que facilita la recepción del pedido y organiza las entregas de manera  eficaz, tanto en preparación de los mismos como en el transporte. Y lo mejor  es que te lo dejan directamente en tu casa, ¿Qué más se puede pedir?

¿Qué ventajas tienen instalar una caldera de biomasa?

En primer lugar, al no depender su precio de las fluctuaciones de los mercados internacionales, a diferencia del petróleo, el carbón o el gas natural, el precio no sufre tantos altibajos, por lo que siempre tendremos la seguridad de lo que vamos a pagar. Es barata, debido a la naturaleza de su combustible, y de hecho es la energía más económica que existe actualmente.

Es un tipo de energía limpia y un recurso inagotable, ya que el CO2 que emiten es natural, y además, para conseguir biomasa forestal, se recogen los restos y los residuos de montes, como podrían ser los generados por los incendios, y por lo tanto se está contribuyendo al cuidado del medioambiente.

En definitiva:

Fuente de energía renovable

Cuando hablamos de las fuentes de energías renovables nos referimos a la que procede de recursos naturales que son inagotables. Estos contienen una cantidad de energía muy alta y, además, se regeneran con mucha facilidad.

Los combustibles fósiles que hoy en día utilizamos, como el carbón o el petróleo, se han ido formando a lo largo de millones de años. Su extracción es muy costosa, y debido a que se están agotando, sus precios son cada vez más elevados. La energía por biomasa supone la alternativa más ecológica y económica, debido a que podemos encontrarla en grandes cantidades en la naturaleza.

No contamina y respeta el medio ambiente

Otra gran ventaja de la energía por biomasa, sobre todo en la calefacción por biomasa, es que su combustión no emite gases tóxicos. Durante esta, las plantas expulsan el mismo CO2 que habían absorbido previamente, por lo que no aumentan los niveles de las emisiones. Por otra parte, puesto que estos recursos naturales son realmente residuos, estamos dándole un uso a los excedentes generados.

Contribuye a limpiar los bosques

Al tratarse de residuos de la naturaleza, la utilización de la energía por biomasa contribuye con la limpieza forestal. Se evitan así los incendios, la erosión y la degradación del suelo. Además, el transporte de este material no supone altos costes.

Es una energía económica

La energía por biomasa cuesta entre tres y cuatro veces menos que los combustibles fósiles. Por tanto, si disponemos de calefacción por biomasa en casa, nuestra factura al año bajará en un tercio en comparación con las tradicionales.