El turismo rural es una buena excusa para practicar deporte al aire libre

El turismo rural es una buena excusa para practicar deporte al aire libre

Ahora que llevamos casi tres meses encerrados en nuestras casas por culpa del coronavirus va siendo hora de que salgamos a la calle y, en la medida de lo posible y cumpliendo siempre con las normas y recomendaciones impuestas por sanidad, tratemos de recuperar el tiempo perdido. Y es que durante estos tres meses que hemos estado en nuestras viviendas protegiéndonos de un nuevo virus que nos ha amenazado a todo el planeta por igual hemos dejado de hacer muchas de las cosas que nos hubiese gustado y que ahora tanto echamos de menos, aunque por aquel entonces nos pareciesen rutinarias. Desde quedar con nuestra pareja o amigos a ir a ver a nuestros padres o abuelos, pasando por hacer la compra tranquilamente en el súper o ir al cine, entre otros. Han sido tres meses muy complicados en los que, en muchos casos, ni siquiera las medidas de desescalada nos han ayudado a volver a la normalidad, por lo que ahora más que nunca necesitamos desconectar de nuestro día a día y del estrés que hemos vivido durante todo este tiempo y relajarnos. Es por ello por lo que a lo largo de las próximas líneas os mostraremos algunas de las mejores ideas para volver a la normalidad y desintoxicarse de estos días pasados que tanto sufrimiento nos han supuesto.

Como os decimos, el turismo rural es una de las mejores opciones que tenemos en la actualidad para salir de la rutina del día a día y además también es buena excusa para practicar deporte al aire libre, algo que, sin duda alguna, nos servirá para desentumecernos, después de tantos días en casa. En este sentido, la comunidad autónoma de Galicia es una de las que, más apuesta por el turismo rural, pero no solo eso, sino que también ofrece a los visitantes una gran cantidad de rutas y actividades relacionadas con este tipo de turismo, por lo que más allá de desconectar, también lograremos descubrir bellos paisajes, así como disfrutar del deporte en buena compañía. Sin ir más lejos, tan solo basta con bordear los cañones del río Sil para comprobar que cada día son más las personas que tienen hambre de senderismo en la Ribeira Sacra y O Courel tras el largo encierro que hemos vivido. Una realidad que aún se ve más acrecentada con la llegada de los turistas de otras partes del país, así como los primeros que pisan tierras gallegas desde el extranjero, tras comenzar a abrirse las fronteras.

Las actividades deportivas en esta zona de Galicia también están a la orden del día y uno de los mayores estandartes del deporte se encuentra en la estación invernal de Cabeza de Manzaneda, donde se asienta la única estación de esquí de Galicia y, más allá de esto, uno de los complejos dedicados al deporte y al turismo sostenible más importantes de toda la comunidad. Aquí, no hace muchos años era donde hacía sus pretemporadas el Real Madrid, algo que, sin duda alguna, deja alto el listón de la instalación y es una muestra más de lo que ofrece la zona. Por ello, no es de extrañar que en la actualidad muchos de los clubes gallegos sigan confiando en las instalaciones de Manzaneda para llevar a cabo sus entrenamientos de pretemporada. Unos entrenos que MariansSport facilita al dotar a todos aquellos equipos que lo necesitan del material de primera calidad necesario para desarrollar los entrenos a la perfección, tanto los relacionados con el deporte rey como con otras especialidades como el trail, el running o el crossfit. Pero, sin duda alguna, Manzaneda va mucho más allá de ser un gran complejo deportivo y es que los senderos de la estación de montaña hacen las delicias de los caminantes, así como de los cicloturistas que cada fin de semana se reúnen en la zona para llevar a cabo algunas de sus actividades más queridas.

La ruta de los faros, una de las más bonitas para realizar en Galicia

Además de la Ribeira Sacra y O Courel, Galicia cuenta con decenas de rincones mágicos en los que perderse es una delicia, dado que, más allá del deporte o el turismo, la gente se queda embelesada con los paisajes que ven. Uno de estos ejemplos lo encontramos en la ruta de los faros, una de las más potenciadas en los últimos años por la espectacularidad de su orografía y por lo bonito que es realizarla. Así, a lo largo de la costa gallega iremos descubriendo diferentes faros que, además de iluminar y guiar a los barcos que pasan frente a Galicia, también harán las delicias de nuestros ojos.