5 beneficios de la ganadería sostenible

5 beneficios de la ganadería sostenible

La búsqueda de la sostenibilidad es un objetivo de prácticamente cualquier actividad económica. Pero especialmente de aquellas que se desarrollan en el campo, ya que la relación entre naturaleza y producción está estrechamente vinculada.

Y es que tal y como define la ONU la sostenibilidad es “la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social”.

Por ello, no es de extrañar que en la ganadería se busque la sostenibilidad, ya que este tipo de producción ofrece amplios beneficios, tanto medioambientales como sociales e incluso económicos. Unos beneficios que vamos a explicar en este artículo.

  1. Cuidado del medio ambiente

Una de los principales beneficios de la ganadería sostenible es que intenta preservar y cuidar el medio ambiente. Hay diferentes formas de intentar conseguir este objetivo como reducir el impacto de la actividad en el medio natural, evitar el uso de productos contaminantes o incluso reducir la contaminación del aire.

No obstante, la búsqueda de la sostenibilidad se debe apreciar en diversos aspectos de una compañía, marcando su forma de trabajar, valores y visión. “Nosotros tenemos un firme compromiso con la naturaleza. Y por eso elevamos los estándares de la industria para ofrecer un producto de una calidad extraordinaria al mismo tiempo que tratamos cuidadosamente y de manera sostenible a los animales y el medio natural en el que trabajamos”, explican desde Adiano, quesería de Ciudad Real que elabora queso con Denominación de Origen Manchego Artesano.

  1. Mayor producción con menos consumo

Otro beneficio de la búsqueda de la sostenibilidad es que se puede conseguir una mayor producción con menos consumo. Y es que uno de los principales objetivos de este tipo de actividad es realizar un consumo más bajo de materia prima y recursos como podría ser el agua o el pienso. Pero sin afectar a la calidad ni a la producción de la explotación ganadera. Al contrario, se ha demostrado que se puede producir más y mejor si se hace de una manera eficiente.

  1. Mayor calidad del producto

La búsqueda de la reducción de recursos normalmente origina que los ganaderos busquen recursos más naturales. Por ejemplo, si estamos pensando en una explotación ganadera en lugar de alimentar en la explotación a los animales se puede apostar por el pastoreo a terrenos cercanos. De esta manera el consumo es similar, pero se cambia un tipo de alimentación que requiere producción por el uso de recursos que aporta la naturaleza y que estaban en el medio ambiente sin aprovechar.

Así, la búsqueda de recursos más naturales y ecológicos provoca la mejora de la calidad de los propios productos ganaderos. Y es que por ejemplo la carne de vacas que se alimentan en los prados o en la montaña es mucho mejor que la carne de vacas de explotaciones ganaderas intensivas.

  1. Ofrece desarrollo en el mundo rural

También hay que destacar que la ganadería ofrece desarrollo en el mundo rural. Y es que es una forma de impulsar este tipo de zonas tan afectadas por la despoblación. Además, el mundo rural es el entorno perfecto para desarrollar este tipo de actividad.

Sin embargo, el campo y la ganadería no son actividades soñadas por los más jóvenes. Pero que a pesar de ello son necesarias para la sociedad, ya que ofrecen productos indispensables en la cadena alimentaria.

  1. Mejora del empleo

Y el último beneficio de la ganadería sostenible es que hay varios estudios que demuestran que este tipo de ganadería ofrece empleos más dignos a sus trabajadores. Primero porque la búsqueda de la sostenibilidad no sólo debe ser ambiental, también social. Por ello, uno de los aspectos clave de este tipo de actividad es ofrecer un empleo digno.

Aunque también hay que destacar que normalmente el precio de los productos que elaboran ganaderos sostenibles es mayor que el de ganaderos con explotaciones intensivas. Debido a la calidad del propio producto y porque los consumidores están dispuestos a pagar más por un producto sostenible que por uno que no lo es. También hay que recordar que la ganadería sostenible busca producir más con menos recursos. Y de esta manera, con más ingresos, mayor productividad y menos recursos los empresarios pueden pagar más a sus trabajadores.

En definitiva, esto es todo lo que debes saber sobre la ganadería sostenible y los principales beneficios que aporta a las empresas ganaderas que apuestan por este tipo de producción.