Moto eléctrica VS convencional. ¿Con cuál te quedas?

Moto eléctrica VS convencional. ¿Con cuál te quedas?

A diferencia de los coches eléctricos, que tienen mayor demanda cada día, las motos eléctricas, no gozan de tanta popularidad por el momento, si bien es cierto que cada día son más los fans de este tipo de vehículos. Son más ecológicas y a la larga, se ahorra dinero. Así que, si estás pensando en comprarte una moto, ¿por qué no una moto eléctrica? Si no lo tienes claro, te recomiendo que sigas leyendo este post. Para ti, que apuestas por un mundo sin contaminación, está especialmente dirigido este artículo. ¡Comenzamos!

Por qué elegir una moto eléctrica en lugar de una tradicional

En una entrevista a Carlos Sotelo, CEO de Scutum, que fue publicada en Solo Moto, afirmaba que «la moto eléctrica va a ser muy grande y se va a comer el mercado del ciclomotor y del scooter de 125 en un 90% o en un 100%». La principal causa del cambio, serían principalmente los altos niveles de contaminación atmosférica, «el vehículo eléctrico no tiene marcha atrás, por muchos motivos, el más importante tiene que ver con el problema de la contaminación urbana. Casi todas las ciudades del mundo se encuentran rebasando los límites permitidos».

Esto significa que si el uso de las motos eléctricas supera al de motos convencionales, se podrían reducir en gran medida las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, limpiar el aire y vivir en un ambiente más sano. Madrid o Barcelona, son solo algunos ejemplos de ciudades donde la contaminación empieza a ser preocupante.

En Scoomart, inteligent mobility, son conscientes de ello, y por eso ofrecen la gama más exclusiva de motos eléctricas, para una conducción 100% ecológica y eficiente. Todos sus vehículos eléctricos tienen unos diseños súper atractivos e infinidad de prestaciones tecnológicas, y están especialmente pensados para dar solución a todas las dificultades del tráfico diario, tanto si se trata de un conductor particular como de un profesional, moto eléctrica, bicicleta o patinete eléctrico… Además de atractivas y funcionales, las motos eléctricas, son económicas, ya que son “enchufables”, lo que permite ahorrar una media de hasta el 95%, respecto al consumo de combustible convencional.

El motosharing. La nueva tendencia en las grandes ciudades

El motosharing es un sistema que permite la movilidad compartida entre varios usuarios y está muy de moda en los últimos tiempos, en especial en las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, aunque poco a poco también se está implementado en ciudades más pequeñas. Por ello, cada vez son más las empresas que se implantan en distintas ciudades españolas para poner a disposición del ciudadano este tipo de transporte, que constituye una forma de movilidad sostenible y eficiente. Con este sistema la empresa dispone de una flota de motos, casi todas eléctricas, repartidas por toda la ciudad.

Otro avance es que la FIM MotoE World Cup, la competición eléctrica de MotoGP anunció que la popular Harley-Davidson,empezará a fabricar su primer modelo eléctrico para el año 2010, la Livewire.

A la vista de esto, es fácil suponer que la moto eléctrica puede ofrecer más de lo que parece, y aunque los conductores tendrán que renunciar a ciertas ventajas de los motores de gasolina, también es cierto que podrán disfruta de muchas ventajas. De ellas hablaremos a continuación.

Las ventajas de las motos eléctricas

1. Contaminan mucho menos

El uso de motos eléctricas permitirá reducir las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, como se ha señalado anteriormente. Este es el punto más importante, pero no es el único.

2. Renovar el parque de motos

En la actualidad el parque está lleno de modelos de segunda mano. El aumento de bicis eléctricas ayudaría a su renovación, reduciendo el número de motos tradicionales, que contaminan un montón.

3. Ahorrar de combustible

El uso de energías limpias permite gastar menos dinero a la hora de repostar. Llenar el depósito de gasolina es mucho más caro que recargar la batería de una moto, que va desde 0 euros a una pequeña cantidad de céntimos.

4. Menos reparaciones

La moto eléctrica no necesita tubo de escape, los filtros, la bomba de gasolina, y por lo tanto, hay que gastar menos en el taller mecánico.

5. Ni ruidos ni malos olores

Para algunos esto es lo peor, ya que consideran que el ruido de la moto es lo mejor del mundo. Pero lo cierto es que a las personas les suelen molestar el ruido de la moto y el olor que sale del tubo de escape.

Vemos, pues, que las ventajas son muchas. Apuesta por la vida sana, apuesta por la moto eléctrica.