¿Qué haría el pastor de ovejas sin su perro?

¿Qué haría el pastor de ovejas sin su perro?

La figura del pastor cuidando de su rebaño de ovejas es muy importante, dado que se trata de un oficio ancestral cuyos orígenes se remontan decenas de años atrás y que se transmite de generación en generación, de padres a hijos. A los que nunca nos hemos visto en ese trance nos transmite mucha paz y tranquilidad por la labor y el idílico entorno en que se desarrolla, el hecho de estar en mitad de la naturaleza hace que aquí vivan sin ningún tipo de estrés. Cuando nos referimos al pastor, automáticamente nuestra mente se va al pastor de ovejas, descartando en principio cualquier otro tipo de personas o animales.

El pastor es la persona que se encarga de criar y cuidar el ganado al aire libre pero también de protegerlo y guiarlo hacia los pastos, es un trabajo duro que requiere mucho sacrificio, pasión, entrega y dedicación, pero no menos importante es la de su siempre eterno y fiel acompañante, el perro pastor.

El perro es uno de los animales domésticos más queridos del mundo y el mejor y más fiel amigo del hombre, puesto que protege su casa y a las personas con las que vive y a las que quiere, además de ser un excelente guardián. Todas estas cualidades se aplican cuando se trata de manejar, guardar, proteger y cuidar al rebaño de su patrón, por lo que el trabajo del perro pastor consiste en ayudar al pastor en el manejo de los rebaños de ovejas y cabras, pero su labor no solo se limita a eso también las protege y cuida para que ninguna se extravíe mientras transitan por los caminos o carreteras en busca de los mejores pastizales y senderos que tengan buena hierba. Da igual que los pastos se encuentren en un valle o en una montaña, que sea un relieve accidentado o escabroso, que tenga una densa vegetación…, el perro siempre es capaz de gobernar y dirigir las ovejas sin palazos, sin ladridos, siempre con carreras rápidas, seguras y precisas porque son animales ágiles, sagaces, inteligentes, con una gran capacidad de aprendizaje y con un gran instinto para poner solución a problemas imprevistos.

Ningún pastor se imagina su oficio sin un perro a su lado, se trata de su buen compañero de trabajo. Existen dos tipos de perro pastor, los que se encargan de guiar y controlar a los rebaños en sus desplazamientos y los perros guardián de ganado, que son los que acompañan al rebaño mezclándose entre él y manteniéndose en alerta puesto que se encargan de su protección frente a los ataques de los lobos y otros depredadores.

Así, si tienes un cachorro que necesitas adiestrar o un perro que muestra una conducta desmesurada frente a un estímulo y lo precisas para proteger a los tuyos o a un rebaño, nosotros te recomendamos que lo lleves a Perros terapéuticos, puesto que este centro cuenta con el mejor equipo de profesionales para modificar la conducta de los perros.

Y es que la realidad es que un pastor necesita poca cosa para echarse al monte con sus ovejas, solamente un zurrón con unos pocos alimentos dentro, un buen calzado, un gorro para protegerse, la manta para abrigarse –dice el refrán que “ni por frío ni por calor, dejes la manta pastor”-, el bastón, sus perros y su rebaño.

Dentro de todas las razas de perros que existen, no todas están capacitadas para el pastoreo, por lo que las principales razas de perro pastor son las siguientes:

  • Pastor alemán. Es un perro enérgico, muy inteligente, de gran fortaleza física, leal y fácil de adiestrar debido a su obediencia. También utilizado como perro policía.
  • Border Collie. Es una de las razas con mejores dotes para esta función, es muy inteligente, pactar de atender al momento las órdenes que el pastor le dicta, necesita estar siempre activo y en espacios abiertos, es cariñoso, veloz, ágil.
  • Mastín leonés. Es un perro protector, leal, calmado, desconfiado con los extraños y un buen guardián porque, aunque esté echado, está siempre en alerta, por lo que es un buen compañero de los pastores.
  • Pastor Belga. Tiene capacidad para aprender muy rápido, por lo que es un excelente perro pastor que guía al ganado de forma innata, excelentes vigilantes y rastreadores, son activos y les gusta permanecer al aire libre.

Otras razas menos conocidas

Más allá de los que os hemos mencionado existen otras razas de perro guardianes o guía, siendo los más habituales, dentro de estas razas menos conocidas, los siguientes:

  • Perro de Montaña de los Pirineos. Excelente guardián de espacios abiertos, se mueve constantemente alrededor del rebaño como patrullando, muy afectuoso con los niños.
  • Pastor ganadero de Australia. Es el resultado del cruce de varias razas, un buen perro pastor y un peligroso perro de guarda. Este perro solo conoce a sus dueños y tolera a los extraños con la condición de que no toquen a los dueños.